La Calcografía nos invita esta vez a sumergirnos en una obra diferente con respecto a las exposiciones anteriores, por primera vez presenta el “Grabado en estado puro” a través de la artista madrileña Malu Riaza.

Con más de quince años a sus espaldas en el mundo del grabado calcográfico, la artista plasma sus sensaciones creativas sobre planchas de cobre, sirviéndose de distintas técnicas, como son aguafuerte, barniz blando, aguatinta y manera negra.

En sus obras se ensalza lo abstracto, la materia y el sentido orgánico del arte, con contrastes entre luz y oscuridad, representando con ello el dualismo de la naturaleza de cada uno de nosotros. El color negro, utilizado en la mayoría de sus grabados, evoca la interioridad, el conocimiento, lo inexpresable y la profundidad.