La Calcografía recibe por primera vez en una exposición individual al artista Luis Salaberría. En esta muestra presenta cerámicas recientes, acompañadas con dibujos, pinturas y esculturas, en pequeño formato, realizadas desde finales de los ochenta, lo infantil, el dibujo animado, el “minimal”, el “art brut”, la ilustración erótica o la imagen religiosa son influencias presentes en su trabajo y  ha querido que estén representadas en las piezas de esta exposición, como también obras desde sus primeras exposiciones.