KSO (José Francisco Caso del Corro)

Pinta y vive en Gijón. Principado de Asturias                                                             

 

La Calcografía inaugura una exposición del pintor José Francisco Caso del Corro este viernes, que contará con la presencia del artista asturiano, galardonado en numerosos concursos y bienales. Quienes se acerquen hasta la Galería podrán contemplar, bajo el título Autobiografía. Una obra en marcha tres autorretratos del artista asturiano con distinta edad, así como varios apuntes a lápiz y una videoinstalación. Además, contarán con la oportunidad de cambiar impresiones con el pintor, conocido también como Kso. La Calcografía demuestra con este evento que se ha convertido en una referencia indispensable en Salamanca para la exhibición de arte independiente. El acto de inauguración comenzará el viernes 10 a las 20:00 y la exposición podrá visitarse hasta el 9 de marzo.

Rubén Fernández

Salamanca, Febrero 2017

_______________________________________________________________________________________

KSO es un caso, un caso aparte. Un artista pendiente e independiente. O tal vez dependiente. Porque sí, depende de su obra para hacerse a sí mismo. O puede que dependa de sí mismo para hacer su obra. De sí mismo y de algunas personas que le sirven de espejo, en las que se ve reflejado. Espejo de espejos que el artista observa con mirada atenta y profunda, sintiendo en cada latir el pálpito de la vida, de su vida. Su obra es sencilla. Sencillamente dura. Hermosa. Desgarradora. Bella. Como un poema. Como los poemas que a veces escribe mientras pinta, a intervalos.  O como las músicas que salen en la soledad de su guitarra, como los descalabros sonoros que produce cuando a su casa se acercan los colegas del alma. Esos que le entienden, o que al menos entienden una parte de su vida, bien porque hayan crecido juntos, o porque la vida, o tal vez el azar, ha hecho algo para que se conocieran, para que sintonizaran. Y eso hace. Eso hacen. O lo intentan.

Pero KSO es un caso, un caso aparte. Lo suyo es la Pintura. Así, con mayúsculas. Así lo demuestra una vez más con el magnífico autorretrato que, aún con el óleo a medio secar, cuelga ahora en las paredes de La Calcografía. Y en otros pintados en otros tiempos y con diferentes técnicas. Todos ellos hacen de KSO un caso, un caso aparte. Una obra imprescindible. Un referente ineludible que sin duda dejará una huella poética a su paso por Salamanca. Un Caso.

KSO es un caso, sí.  Un caso aparte. Así fue siempre. Así es. Así fue cuando apenas medía un metro y empezó a mirar la vida con otros ojos. ¡Esos ojos! Así fue cuando pasó por la Escuela de Artes de Oviedo con la disculpa de estudiar Grabado y Técnicas de Estampación. Así fue, y así es desde siempre. Para siempre. KSO. Un Caso.

Klauss van Damme

Comisario artístico independiente. Canet de Mar, Barcelona. Febrero 2017